17-03-2016 Las Cortes de Aragón rechazan las autopistas eléctricas en el Pirineo

El Pleno aprueba una PNL de IU, CHA y Podemos en la que se han trasladado las reivindicaciones de la Red de Apoyo Mutuo en rechazo las líneas de Muy Alta Tensión o autopistas eléctricas proyectadas para cruzar el territorio aragonés.

El Parlamento aragonés ha aprobado una iniciativa de impulso al Gobierno autonómico, fruto de la unión de tres proposiciones no de ley de Podemos, Chunta e Izquierda Unida, que, al aceptar una enmienda del PSOE, ha conseguido el apoyo necesario para pedir que Aragón se oponga “rotundamente” a la línea Samianigo-Marsillón o cualquier trazado de línea de alta tensión o autopista eléctrica por el Pirineo central que no sea medioambientalmente sostenible, que sería el caso de la Autopista Eléctrica Peñalba- Arnero-Isona y el posible proyecto denominado Monzón-Cazaril por Red Eléctrica España, que están previstos en la Planificación de la red eléctrica española para el periodo 2015-2020.

Además de esta proposición no de ley presentada por la portavoz de IU, Patricia Luquin, Carmen Martínez de Chunta Aragonesista (CHA) y Violeta Barba, por Podemos, han defendido también sendas iniciativa en este sentido. Tras el debate y la votación, las Cortes de Aragón han aprobado con el voto a favor de IU, CHA, Podemos y PSOE de las propuestas de IU por las que instan al Gobierno de Aragón a oponerse rotundamente a la línea Samianigo-Marsillón o cualquier otro trazado de líneas de alta tensión o autopistas eléctricas por el Pirineo central, añadiendo la puntualización de PSOE “siempre que no sean medio ambientalmente insostenible” y un segundo punto por el que instan a la DGA a aprobar una moratoria a las interconexiones de esas características hasta que se realice un estudio independiente sobre cuáles son las auténticas necesidades, a largo plazo, y se consensue de manera transparente y democrática el modelo energético verdaderamente sostenible y que responda a las necesidades de las personas y generaciones futuras. Y no exclusivamente a los intereses de las grandes corporaciones y estrategias geopolíticas.

Además, se ha añadido la propuesta de Podemos para que el Gobierno apueste firmemente por un nuevo modelo energético, basado en las energías limpias y renovables, apostando para ello por infraestructuras energéticas realmente sostenibles y no heredadas de modelos anteriores y la presentada por CHA, con la que se pide al Ejecutivo que adopte las medidas necesarias para hacer efectiva la sentencia del Tribunal Supremo relativa a la línea de alta tensión Aragón-Cazaril, solicitando la reversión de las servidumbres y terrenos ocupados para la construcción de la línea y conseguir que Red Eléctrica de España, S.A. desmonte las pilonas colocadas para al transporte de energía de la Aragón-Cazaril.

Carmen Martinez, diputada de CHA, ha defendido el apoyo de CHA a esta propuesta durante su intervención en el pleno: “Aragón se merece acuerdos como éste que abogan por una “nueva cultura  de ordenación del territorio”, que tratan de evitar que el Pirineo aragonés sea usado, una vez más, “como mera servidumbre de paso” de infraestructuras que otros necesitan, pero que no quieren que atraviese su territorio”.

Patricia Luquin, ha insistido en la necesidad de que las Cortes de Aragón manifestaran su oposición a estos proyectos energéticos ante la ambigua posición del Director General de Medio Ambiente, quien no los descartó en su intervención en el Parlamento, así como su propuesta para el uso de las pilonas de la antigua Aragón-Cazaril. Sobre esto, la diputada ha recordado el incumplimiento por parte de Francia de la sentencia del Tribunal Supremo en relación la retirada de las pilonas y ha reclamado su cumplimiento.

Luquin también ha reiterado que “estos proyectos son imposiciones que vienen desde Bruselas, que no consulta a las comunidades afectadas, y se hacen sin transparencia y ni independencia en sus estudios”, señala Luquin y ha recordado la Declaración de Capella y el comunicado de Samianigo o el Manifiesto contra la línea de Alta Tensión Samianigo- Marsillón que se ha suscrito por más de mil personas en respuesta a los megaproyectos energéticos transpirenaicos.

La apuesta de IU, en cuanto a energía, es la autosuficiencia. “Un modelo en el que las autopistas eléctricas resultan innecesarias y que debe buscar la máxima proximidad entre los centros de producción y el consumo”, ha explicado la diputada quien ha defendido que las conexiones internacionales siempre sean complementarias al objetivo de la autosuficiencia y en modo alguno contribuyan a la ralentización de las energías renovables, que “son claramente recursos propios y dejan en el territorio el empleo y el valor añadido”.

Patricia Luquin ha agradecido el apoyo a la iniciativa porque “hoy se ha dado un paso fundamental en las Cortes, ha quedado claro cómo se entienden los diferentes modelos energéticos y hemos dado un mensaje claro para que no tengamos que volver a presentar iniciativas que rechacen estos proyectos”.

© arainfo.org